¿Sabes qué es la balanza comercial y cuál es su estado actual en México?

Quizá lo intuyas por su nombre: la balanza comercial de un país es la relación (diferencia) que existe entre los bienes que una nación vende al exterior (exportación) y los bienes que compra a otros países (importación).

Este indicador es muy importante para conocer la situación económica de un país junto con otros indicadores como la balanza de servicios, la balanza de rentas y la balanza de transferencias; todos estos juntos forman la balanza por cuenta corriente.

Lo ideal es que haya un superávit en la balanza comercial de un país, es decir, que sean más las exportaciones que las importaciones. Pero ¿Por qué? Lo que sucede es que cuando el resultado está muy ‘desbalanceado’, es decir cuando el déficit de un país es muy alto (más importaciones que exportaciones) es necesario compensarlo con deuda pública o privada para seguir comprando bienes o servicios, y esto genera un incremento en el precio de las divisas.

¿Y cómo estamos en México?

Según la última actualización del INEGI de finales de julio de 2021, en junio en México tuvimos un superávit comercial de 762 millones de dólares. La próxima actualización de información será el próximo 9 de agosto. Según este mismo reporte, en las exportaciones “Se registra un incremento anual de 29.1%, el cual fue resultado de crecimientos de 26.1% en las exportaciones no petroleras y de 103.8% en las petroleras. Al interior de las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos ascendieron a una tasa anual de 20%, en tanto que las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en 61.8 por ciento”. 

Respecto a las importaciones ​​”El valor de las importaciones de mercancías en el mes en junio fue de 41,909 millones de dólares, monto que implicó un avance anual de 52.3 por ciento. Dicha cifra fue reflejo de ascensos de 45.1% en las importaciones no petroleras y de 161.7% en las petroleras”.

Como se muestra en el siguiente cuadro, la mayoría de las exportaciones fueron bienes manufactureros y en el caso de la importación fueron bienes intermedios (se trata de bienes como una bicicleta en una tienda de bicicletas, o bien, la harina para hacer pan).

Y en esta balanza comercial, los Almacenes Generales de Depósito somos esenciales pues recibimos y generamos logística para cientos de empresas de importación y de producción nacional. 

Conoce más ‘aquí’.