¿Por qué el Almacén General de Depósito es una Institución Auxiliar de Crédito?

Los AGD´s son entidades que dan confianza, hay una garantía de que hay un respaldo físico de un volumen soportado con documentación.
Ing. Carlos Salazar, dirigente Nacional de los Productores de Maíz de México en la Confederación Nacional de Productores de maíz


Seguramente cuando piensas en el acceso al crédito viene a tu mente la figura, la imagen o la idea de un banco, pero el sistema financiero mexicano es más complejo que eso y permite otras alternativas institucionales que facilitan enormemente el flujo del crédito.

 

En este entramado en el cual se facilita el crédito figuran los Almacenes Generales de Depósito (AGD´s) como ‘Instituciones Auxiliares de Crédito’, y como su nombre lo dice, son facilitadores, auxilian, a que este último pueda darse.

 

Pero primero vamos a lo esencial.

 

¿Qué es una Institución Auxiliar de Crédito?

 

A grandes rasgos, es una organización regulada por la ‘Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito’ de México que funciona como entidad financiera no bancaria y ofrece operaciones que promueven y facilitan las transacciones de crédito. También, esta asegura que los métodos de pagos sean seguros.

 

Y en este sentido, la función de los ‘Almacenes Generales de Depósito’ es muy importante pues es consierada como una relevantísima Institución Auxiliar de Crédito ya que su objetivo no es solo guardar los bienes, conservarlos, asegurarlos y controlarlos, también pueden incrementar el valor de los mismos a partir de servicios del mejoramiento de estos. Además, pueden emitir ‘Certificados de Depósito’, los cuales aseguran el valor de la mercancía para que los agricultores puedan acceder al crédito por medio de instituciones bancarias que, desde luego, confían en los AGD como garantes de la mercancía y de su valor.

 

Intermediarios 100% confiables

 

Tal cual, los AGD’s son el intermediario que se asegura al banco la disponibilidad y el valor de la mercancía, mientras a su vez, garantizan al productor que sus bienes están protegidos y que el banco confía en esta institución como emisor de los ‘Certificados de Depósito’, lo cual facilitará su acceso al crédito. Un círculo muy virtuoso para la economía, por cierto.